jueves, 26 de agosto de 2021

Concentración: libertad para Juana Ruíz Sánchez



El día 1 de septiembre se reanuda el  juicio, ante un tribunal militar israelí, a Juana Ruiz Sánchez ,  trabajadora  humanitaria del sector sanitario de  los Comité de Trabajo para la Salud (HWC) en  Palestina.

Juana (62 años)  lleva  encarcelada, junto a otros compañeros de la ONG, desde el 13 de abril.  Ha sido acusada falsamente de  pertenencia a “organización ilegal” y de “desvío de fondos a una organización terrorista”. 

Te esperamos el día 1 de septiembre para exigir públicamente su puesta de libertad y para denunciar, una vez más , la vulneración  constante de  DDHH y acuerdos internacionales del estado sionista de Israel.


 

martes, 1 de junio de 2021

Aragón se suma a la movilización estatal contra la privatización de la sanidad pública

 



Convocatorias Aragón: 

HUESCA - Plz Zaragoza -17h 

JACA - Plz. de la Catedral - Mesa informativa - 12h a 14h 

AINSA - Parking del Mesón de L´Ainsa -12h

TERUEL - Plz. del Torico - 12h 

ALCORISA - Frente al centro de salud - 12h (**13 de junio)

ZARAGOZA- Plz. España -12h


Ver listado de movilizaciones a nivel estatal  AQUI 


  • Más de un año después del comienzo de la pandemia el deterioro de la sanidad pública es cada día mayor. Antes de empezar con el COVID ya estaba colapsada tras décadas de recortes y privatizaciones. El personal sanitario, aplaudido hace unos meses, ahora está agotado y desmoralizado.
  • La mayor parte del dinero ha ido a parar a empresas privadas: vacunas, rastreadores, pruebas diagnósticas, fármacos de dudosa eficacia y hospitales innecesarios, mientras permanecen cerradas miles de camas en hospitales públicos.
  • Otro tanto va a suceder con los Fondos Europeos: irán a engrosar negocios privados y luego los pagaremos nosotros como Deuda.
  • Ante las enormes listas de espera que producen muertes evitables por diagnósticos tardíos (el 20% de los cánceres), lejos de reforzar la sanidad pública, los gobiernos aumentan los contratos de las patologías más rentables con la sanidad privada.
  • Los retrasos en la atención sanitaria pública han llevado a mucha gente desesperada a hacerse pólizas con aseguradoras privadas. Éstas, en 2020 han ganado más dinero que nunca: 9.000 millones de facturación y once millones de clientes. Casi 1 de cada 4 personas tiene un seguro privado a nivel estatal.
  • En las residencias de mayores, casi todas privadas y con condiciones penosas, se han producido casi la mitad de las muertes totales por COVID. Las denuncias de las familias por haber dejado morir a sus seres queridos son archivadas por los jueces.
  • Mientras las patentes protegen los multimillonarios negocios de las multinacionales farmacéuticas, los gobiernos no han adoptado medidas preventivas y de salud pública básicas como la actuación sobre el hacinamiento en viviendas y transportes, detección precoz y aislamiento de casos, etc.

En resumen:

  • Asistimos al desmantelamiento de la sanidad pública y al saqueo de los fondos públicos para que la empresa privada haga, más que nunca, su agosto.
  • No sólo se trata de un robo, sino también de un crimen, porque lo pagamos con nuestra salud y nuestras vidas.
  • Este ataque cotidiano a nuestros derechos se realiza al amparo de leyes estatales votadas por la derecha y la supuesta izquierda y con la complicidad directa de gobiernos de todos los colores políticos.

Solo la resistencia y la movilización popular pueden poner fin a estos desmanes.

En defensa de la sanidad pública: ¡fuera las empresas de la sanidad!


domingo, 9 de mayo de 2021

Jonadas mayo social Boltaña (todos los jueves de mayo - 19:00h)



PLATAFORMA POR LA SANIDAD PÚBLICA Y CONTRA LA PRIVATIZACIÓN SOBRARBE

JORNADAS MAYO SOCIAL – PORQUE SALUD ES TODO –


Durante el próximo mes de mayo, la Plataforma Por la Sanidad Pública y Contra la Privatización de la comarca de Sobrarbe, va a desarrollar las jornadas: “Mayo Social – Porque Salud Es Todo”.

Los jueves de cada semana, a las 19h00, en la Casa de Cultura de Boltaña, tendrán lugar una serie de ponencias, charlas y debates abordando diferentes temáticas sociales, vertebradas desde el eje de la Salud.

Para las personas que conforman la Plataforma Por La Sanidad Pública y Contra la Privatización, la situación de crisis social y económica desencadenada por la pandemia por Covid 19, está directamente relacionada con los procesos de privatización y precarización de la vida, iniciados en períodos de crisis anteriores.

Crisis en las que mientras el hundimiento de las condiciones de vida de jóvenes, trabajadoras y mayores se acentúa de forma creciente, la riqueza de los más ricos ha aumentado hasta en un 86%, desde el inicio de la pandemia.

Es por esta razón que en las jornadas sociales organizadas por la Plataforma Por La Sanidad Pública y Contra la Privatización se abordarán las consecuencias directas de dicha evolución, centrándose sobre todo en el ámbito de la salud, al ser considerado como el fundamental, y hacia el que los aspectos de vivienda, trabajo y género guardan directa relación.

De forma concreta la sucesión de ponencias, charlas y debates será la siguiente:

  • El jueves día 6 de mayo, se abordará el tema de la salud en el medio rural. Nacho Castillón e Isabel Ullate, medic@s de Atención Primaria, expondrán la situación sobre el impacto en la salud relacionada con la falta de medios y recursos existente. Igualmente, se contará con la participación de Jose Antonio Busqueta, trabajador del servicio de transportes sanitarios, quien describirá la actual situación de huelga en el sector ante el proceso privatizador en curso.


  • El jueves día 13 de mayo, se abordará el tema de la salud mental. Isabel Aina y Pedro Pibernat miembros de la Plataforma Salud Mental Aragón, realizarán una valoración global de la situación de la atención a la salud mental, de los recursos existentes, su funcionamiento, así como sobre la importancia del tejido social.
  • El jueves día 20 de mayo, se abordará el tema de la precariedad laboral, especialmente asociada a la cuestión de género. Para ello se realizará la presentación del libro ¡No somos esclavas!, por parte de su autora, Josefina L. Martínez. Además de contar con la intervención de la Plataforma Morada Sobrarbe.
  • El jueves día 27 de mayo y abordará el tema de vivienda. Se presentará en la comarca la Plataforma Vivienda, compuesta por personas que residen en Sobrarbe de manera contínua, y pretenden visibilizar las importantes dificultades existentes relacionadas con la especulación turística relacionada con el acceso digno a una vivienda. Igualmente se contará con la intervención de Ruyman Rodríguez, miembro del Sindicato de Inquilinos de Gran Canaria y de la FAGC, cuya experiencia es un ejemplo sobre cómo la lucha por el acceso a la vivienda se ve sometido a las políticas represivas del Estado.


jueves, 15 de abril de 2021

Apoyo a la huelga indefinida de transporte sanitario

Con el acuerdo de todos los representantes sindicales de los trabajadores y trabajadoras, el servicio de Trasporte Sanitario Urgente y No Urgente de Aragón está en huelga indefinida desde pasado día 8 de abril.

El sector emprende esta lucha por las lamentables condiciones laborales a las que se ve sometido por parte de las empresas adjudicatarias del servicio, Acciona Service y la UTE Trans Salud. Los trabajadores protestan por la escasez de personal, de recursos materiales necesarios para la atención de emergencias, el penoso estado de los vehículos y sus precarias condiciones ante la falta de un convenio justo. Califican la situación de insostenible.

Hemos asistido a la pérdida de servicios básicos que era públicos en el sector sanitario como lavandería, cita previa, donación de sangre, trasporte sanitario… todas ellas, privatizaciones que implican una pérdida en los derechos de sus trabajadores y en la calidad de los servicios. Mientras estas empresas se llenan los bolsillos con el dinero de todos y todas, la consejería de sanidad mira hacia otro lado.

Hacemos un llamamiento para apoyar las convocatorias:

*16 ABRIL, DE 11:00 A 13:00, EDIFICIO PIGNATELLI, PASEO MARÍA AGUSTÍN, ZARAGOZA

*17 ABRIL, DE 11:00 A 13:00, PLAZA DE NAVARRA, HUESCA

*21 Y 22 ABRIL, DE 11:00 A 13:00, EN LAS CORTES DE ARAGÓN, C/ LOS DIPUTADOS, ZARAGOZA

*26 ABRIL, DE 11:00 A 13:00, C/ SAN FRANCISCO, TERUEL

*30 ABRIL, DE 11:00 A 13:00, PLAZA DE ESPAÑA, ZARAGOZA






miércoles, 24 de marzo de 2021

La lucha por la vivienda es la lucha por la salud. Libertad para Ruyman

Basta ya de represión a los movimientos por la defensa de los derechos básicos.

La lucha que desde hace años viene llevando el Sindicato de Inquilinos de Gran Canaria (SIGC) junto con la FAGC se enmarca dentro de la lucha por y con lxs más desfavorecidxs de esta sociedad, lucha que ha supuesto un salto cualitativo en las resistencias populares, ya que se ha enmarcado en un contexto de implicación con quienes sufren esa necesidad. En este caso no se trata de luchar por/con aquellxs que no pueden pagar una hipoteca, sino por /con aquellxs que nunca soñaron con poder tener una hipoteca, que también son los mismxs que tienen más probabilidades de tener menos acceso al sistema sanitario. En este sentido, la lucha por el derecho habitacional para lxs excluidxs, es hermana de la lucha por un acceso al sistema sanitario en condiciones de igualdad.

Hay similitudes en la lucha por la vivienda del SIGC, con la lucha para ofrecer asistencia sanitaria al margen del Estado que han llevado a cabo lxs compañerxs griegxs a través de la puesta en marcha de decenas de consultorios sociales autogestionados y farmacias de barrio. En ambos casos se trata de tomar los problemas en nuestras manos y resolverlos, ante la inacción de la Administración. Y eso es justo lo que más daño hace al estado y a sus satélites: demostrar que es posible garantizar los derechos básicos sin su intromisión.

 Además, la lucha por el acceso a la vivienda y la lucha por el acceso a la asistencia sanitaria no sólo están hermanadas por ser una demanda de derechos básicos y universales. Vivienda y salud están unidas íntimamente en tanto que la primera es un determinante social fundamental de la segunda, como demuestra la evidencia científica desde hace más de veinte años, tanto a nivel general como factor de riesgo específico para enfermedades respiratorias o desarrollo de hipertensión arterial3. La vivienda no es por tanto algo opcional ni un lujo, sino parte fundamental para que todxs podamos tener una vida digna e íntegra.

 Es por esto que desde la CAS denunciamos las políticas represivas de todos los gobiernos, contra todxs aquellxs que estamos en la calle defendiendo la cobertura de las necesidades básicas de la población, ya sea acceso al sistema sanitario, a la vivienda, al agua, a la alimentación, o a la energía /electricidad.

Curiosamente el estado descarga su represión contra todxs nosotrxs, ya sea con detenciones, con montajes policiales o aliándose con los nazis para reventar nuestras movilizaciones.

 Como dice Ruy: “Ningún papel ni barrote han podido aplastar nunca el instinto de supervivencia y la urgencia de conseguir comida, techo y abrigo. Mi condena tampoco lo logrará.

 Hacemos un llamamiento a todos los individuos y organizaciones sensibilizados para coordinarnos, organizaros y plantar cara a la represión del estado y contra el fascismo en todos los puntos del estado. 

domingo, 28 de febrero de 2021

60 territorios secundan la movilización estatal contra la privatización de la sanidad. La movilización en Madrid se salda con cargas policiales y un manifestante detenido,

Comunicado del CAS Estatal frente a la represión de la lucha en defensa de la sanidad pública: 

"La lucha por la Sanidad Pública y Universal es también la lucha antifascista"

En la manifestación convocada hoy en Madrid junto a otras 60 ciudades y pueblos de todo el Estado por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS), se han producido graves acontecimientos que, una vez más, ponen en entredicho el papel de la policía. De nuevo, asistimos a comportamientos por parte de las «fuerzas del orden» de protección hacia los fascistas y de agresión hacia manifestaciones pacíficas.

Poco antes de las 12 de la mañana, hora prevista para el inicio de la manifestación, comunicada y

permitida por la Delegación del Gobierno, irrumpieron en la misma dos decenas de integrantes del grupo neonazi Bastión Frontal, con su indumentaria característica y en actitud provocadora. Entre ellos se pudo reconocer a varios integrantes del acto de ensalzamiento de la División Azul celebrado recientemente.

 Recordamos que este grupo ha sido considerado por la misma policía como el más agresivo de los existentes, entrenado en artes marciales y que practica la violencia criminal en las calles, acosando y agrediendo a menores inmigrantes. Este grupo se declara seguidor de los fascistas griegos de Amanecer Dorado, condenados por varios asesinatos.

Cuando las personas representantes de CAS comunicaron a la policía la gravedad de la situación y la necesidad ineludible de que actuara para disolverlos e impedir su presencia en la manifestación, el acuerdo fue que los agentes les mantendrían confinados en la calle Aduana, mientras la manifestación iniciaba su recorrido por la calle Peligros hacia la Calle Alcalá.

Cuando la manifestación había avanzado unos centenares de metros por la calle Alcalá, se pudo comprobar que el grupo neonazi estaba situado ya en la confluencia de la calle Peligros con Alcalá, sin que la policía hiciera nada por impedir su avance.

 Ante esta situación de incumplimiento de lo acordado por parte de la policía, de indefensión flagrante de la manifestación y de la actitud permisiva de los agentes con los fascistas, el servicio de orden de la manifestación volvió sobre sus pasos para intentar contener y dispersar a los fascistas y asegurar así la protección de la manifestación.

 La intolerable actitud de la policía fue la de proteger a los fascistas y cargar a empujones contra nuestros compañeros y compañeras. Se vivieron momentos de gran tensión en los que los violentos empujones de los agentes hicieron caer al suelo a varias personas que sufrieron magulladuras diversas. Otros muchos, personas mayores, huyeron de una violencia totalmente inesperada.

En esos momentos fue detenido nuestro compañero Santiago de la Iglesia, secretario General del sindicato CGT SOV del sur de Madrid. En el momento de escribir este comunicado, Santi ha sido puesto en libertad con cargos.

 Cuando se recriminó a la policía su actuación, la respuesta fue que «ellos también tenían derecho a manifestarse y que su deber era protegerles». Estas afirmaciones son absolutamente inaceptables por cuanto, precisamente, la comunicación a la Delegación del Gobierno tiene por objeto evitar la confrontación entre manifestaciones de signo contrario y asegurar el libre y seguro ejercicio del derecho de manifestación en un lugar y a una hora determinada por parte de quienes lo comunican y, en este caso además con confirmación explícita por parte de esa Delegación.

La Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad, denuncia ante la opinión pública – la Ley Mordaza hace que nuestra hipotética denuncia judicial sea papel mojado frente a la palabra de la policía – la vulneración flagrante del derecho de manifestación que ha sufrido por parte de la Delegación del Gobierno, la detención arbitraria de quien pretendía garantizar la seguridad de la manifestación ante la inacción flagrante de la policía y las agresiones sufridas por diferentes integrantes del servicio de orden de la manifestación por parte del cuerpo armado.

CAS, se suma así a las numerosas voces que denuncian los ataques sistemáticos e impunes por parte de los aparatos del Estado a los derechos fundamentales de miembros de organizaciones populares o personas individuales que expresan su indignación ante el atropello sistemático de sus derechos laborales y sociales y por condiciones de vida insoportables.

Hoy lo hemos vivido en nuestras carnes, precisamente cuando denunciábamos el desmantelamiento planificado de la sanidad pública para asegurar los beneficios de la sanidad privada y del capital, con la connivencia de los gobiernos autonómicos y estatal de todos los colores políticos.

 Exigiríamos la destitución del Delegado del Gobierno en Madrid si creyéramos que existe algo parecido a la dignidad o al sentido de la justicia en nuestros gobernantes. Estamos convencidos de que no es así.

 No nos callarán ni nos detendrán; al contrario, las razones por las que luchamos son aún más fuertes. Rodearemos a Santi de toda nuestra solidaridad y nuestro agradecimiento por digno comportamiento y por su sacrificio.

 La lucha continúa y es el único camino.




Aragón se moviliza contra la privatización de la sanidad en la convocatoria estatal del 27 de febrero

 



     Ainsa                                                                                                           Binefar


                                Zaragoza                                                 Huesca                     


                                                                                     
                                            Sabiñánigo
                             


lunes, 22 de febrero de 2021

Basta ya de engaños. Nos jugamos la vida y el Sistema Sanitario

 


Solo la derogación de las leyes privatizadoras y el blindaje de la sanidad pública evitarán el desmantelamiento que preparan.

Casi un año después del inicio de la pandemia y ya en la tercera ola, los peores augurios se han confirmado. Mientras la mayoría de la población condena la gestión de la crisis y el sistema sanitario público está en shock, es innegable, como ya denunciábamos, que la pandemia ha sido una oportunidad de negocio para los de siempre 1 , al tiempo que ha permitido dar una nueva vuelta de tuerca en el proceso de privatización de la sanidad.

Lo que podía haber sido una oportunidad para rescatar la sanidad pública se ha convertido en negocio y espectáculo. Con todos los partidos políticos de acuerdo 2 , cada uno ha vuelto a su papel. La derecha ha aprovechado para degradar aún más los centros públicos privatizando cualquier actividad sanitaria; mientras, la izquierda institucional ha mirado para otro lado permitiendo que la derecha haga el trabajo sucio. Las enormes listas de espera y la falta de respuesta del sistema público han dado un nuevo empujón a cientos de miles de personas hacia los seguros privados 3.

Todo esto ocurre, además, cuando se hunden las condiciones de vida de millones de personas: se esperan nuevos recortes en las ya muy precarias pensiones públicas y se extiende la tragedia del paro masivo con su cortejo de desahucios, hacinamiento, cortes de luz, agua y gas por impagos y desesperación cotidiana en los barrios obreros; precisamente en los que se ceba la pandemia por el Covid 19.

Al mismo tiempo, los gobiernos de todos los colores están aprovechando esta situación para imponer medidas represivas que de otra forma tendrían una fuerte contestación social. Con la excusa del virus, han militarizado nuestras calles, y el control social de la población es un hecho que se ha incorporado a nuestra normalidad cotidiana con escaso cuestionamiento. La experiencia de otros países nos ha demostrado que, a mayor debilidad de los sistemas sanitarios, más necesidad han tenido de aplicarnos confinamientos medievales. Curiosamente hay disponibilidad económica para todo este despliegue, pero no para proveer a los centros sanitarios públicos de los recursos necesarios (espacios, personal, equipos de protección individual, etc..) para atender adecuadamente esta pandemia. Todo ello mientras la miseria se adueña de la vida de millones de personas. Queremos medidas sanitarias y sociales, no policiales.


En este punto nos reafirmamos: mientras el gobierno «más progresista de la historia» mantenga las leyes privatizadoras, nada de lo que hace a diario la derecha es ilegal, y continuará el desmantelamiento de la sanidad pública y el lucro privado. En efecto, absolutamente nada del masivo transvase de dinero público al capital realizado en diferentes CCAA (construcción de hospitales innecesarios, cesión a empresas privadas del rastreo, las inmunizaciones, pelotazos con fármacos innecesarios 4…) es ilegal ya que está sostenido por leyes de ámbito estatal que lo permiten.

Mientras, la «izquierda del capital» se ha dedicado a las performances más variadas, dirigiendo la atención de la población hacia los ejecutores del desastre, ocultando hábilmente a quienes mueven los hilos del proceso de destrucción de la sanidad. Seguir haciendo teatro de calle contra la derecha para ocupar páginas de periódicos no es más que una maniobra de distracción. La única forma de recuperar el sistema sanitario público es obligar a todos los partidos a blindar la sanidad contra el ánimo de lucro, y potenciar la atención primaria y la salud pública. Todo lo demás es puro espectáculo para autocomplacencia.

Ahora anuncian 8.000 millones de euros de los fondos de la UE, dicen que «para reforzar los servicios públicos», cuando lo previsto es que se destinen a la «colaboración público-privada». Ese eufemismo, que ya conocemos bien, significa que, si no lo evitamos, la sanidad pública seguirá agonizando, mientras que las grandes corporaciones serán las principales beneficiarias del fondo europeo de recuperación económica. Un inmenso bazar está en marcha.

Llevamos casi 20 años denunciando la privatización de la sanidad y a sus responsables, y la «izquierda del capital» se niega a eliminar las causas. No podemos seguir haciendo mala medicina. Hay que actuar sobre las causas de raíz y abrir un debate en todo el Estado sobre el modelo sanitario que queremos, que debe empezar por garantizar la asistencia sanitaria de calidad para todas las personas, democratizando el sistema y centrándolo en los determinantes sociales, económicos y ambientales de la enfermedad.

El sábado 27 de febrero nos vemos en las calles:

  • Frente a la privatización, sanidad pública.

  • Por la derogación de las leyes privatizadoras (15/97 y artículo 90 LGS).

  • Rescate de lo privatizado.

  • No al cierre de centros sanitarios.

  • Por un sistema sanitario gestionado democráticamente centrado en la prevención y en la salud colectiva.

Referencias

  1. La crisis del Covid como oportunidad de negocio. Septiembre 2020. https://www.casestatal.org/es/2020/09/la-crisis-del-covid-como-oportunidad-de-negocio/

  2. PSOE, PP y Podemos acuerdan un Pacto de Estado para hacer «reformas estructurales» en el Sistema Nacional de Salud. Agosto 2020. https://www.casestatal.org/es/2020/08/psoe-pp-y-podemos-acuerdan-un-pacto-de-estado-para-hacer-reformas-estructurales-en-el-sistema-nacional-de-salud/

  3. A falta de datos para 2020, en 2019 ya había 12,7 millones de personas con seguros privados de salud, además de unos 5 millones de asegurados con pólizas dentales.

  4. Remdesivir, de Gilead, antiviral utilizado en atención hospitalaria al precio de 2.083 euros por paciente, tiene unos costes de producción de 6€. https://www.agenciasinc.es/Opinion/Con-el-precio-del-remdesivir-la-historia-se-repite


lunes, 18 de enero de 2021

Escucha las Jornadas on-line "Sanidad Pública. Alianza para el saqueo"

 

En los enlaces que tenéis a continuación, tenéis colgadas las ponencias de las jornadas.  


 

Enlace para videoconferencia 1ª sesión : https://www.youtube.com/watch?v=A97XWpNb7zc 

Enlace para videoconferencia 2ª sesiónhttps://www.youtube.com/watch?v=zM2G683TJHU 

 

La pandemia nos ha puesto la cruda realidad ante los ojos, pero ¿sabemos verla? El Covid-19 ha venido a demostrar que otro virus llevaba tiempo destruyendo nuestro sistema de Salud y los Servicios Públicos en general: la conversión en negocio del derecho a la salud por medio de leyes, decretos, convenios, contratas y derivaciones. Eso es lo que significa la colaboración público-privada: el mercado manda y el estado ejecuta; el estado se responsabiliza y el mercado lo disfruta. En el ámbito de la Sanidad, las consecuencias son criminales. ¿Por qué hemos asimilado tan fácilmente la idea de gestión eficiente? Una gestión eficiente puede consistir en minimizar costes (en recursos públicos) y maximizar ganancias (en beneficios empresariales); puede hacer “rentable” cada gota de sangre; puede calcular gasas, UCIs, respiradores y camas en euros; puede convertir plantillas de profesionales en “recursos humanos”. Y pese a todo, seguimos reclamando “mejores” gestores. ¿Comprendemos el daño que produce aplicar los criterios de la empresa al ámbito sanitario? ¿Cuál es el plan diseñado entre parlamentos y consejos de administración? ¿Por qué debemos oponernos a la privatización con todas nuestras fuerzas? El caso de las residencias es un ejemplo perfecto (y criminal) de ese modelo: una emergencia que “se resuelve” seleccionando, priorizando, dejando morir y mostrando un abominable desprecio por la vida de cada vez más personas.

Ese plan ya existe, está en curso y pone nuestra vida, nuestros derechos y nuestro patrimonio común al servicio de la concentración de capital privado, a costa de miles de muertes prematuras y evitables. Lo llaman gestión eficiente pero significa necropolítica rentable. La Plataforma contra la Privatización de la Sanidad en Aragón os invita a estas jornadas para comprender hasta qué punto esa alianza para el saqueo pone nuestros derechos y nuestras vidas en riesgo.

 

Primera sesión: 

Juan Hernández Zubizarreta es miembro de OMAL (Observatorio de las Multinacionales en América Latina).

Manuel Rico es director de investigación de InfoLibre, donde ha publicado más de 30 exclusivas sobre el negocio de las residencias. Su próximo libro, Vergüenza. El escándalo de las residencias, verá la luz en marzo de 2021.

Antonio Liébana es miembro de CAS Madrid (Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad).

 

Segunda sesión: 

Clara Valverde es escritora, activista, enfermera jubilada y autora del libro De la necropolítica neoliberal a la empatía radical, entre otros libros.

David San Martín es profesor de Derecho Administrativo en la Universidad de La Rioja.

Ana Martínez es miembro de Resistencia Clínic, enfermera y profesora en la Universitat de Barcelona.

sábado, 31 de octubre de 2020

Al olor del dinero de la UE, la patronal privada despierta del letargo.

Durante los momentos más duros de la pandemia, la patronal privada desapareció del panorama. Realizó ERTEs e incluso llegó a cerrar muchos de sus centros sanitarios. Pero al olor de los 140.000 millones de euros de los fondos europeos de recuperación, ha resucitado milagrosamente y ahora la sanidad privada aparece como la salvadora y la sustituta perfecta de todas las debilidades del sistema público.

Para ello, resucitando el viejo mantra tantas veces invocado de la “sostenibilidad del SNS”, proponen una nueva trasfusión, o lo que es lo mismo, un nuevo (¿y van cuantos?) trasvase de fondos públicos a sus bolsillos.

En su informe, ni se sonrojan ni disimulan su cinismo al afirmar que “todas las empresas del sector sanitario y social español han mostrado un fuerte compromiso con la sociedad y han colaborado y cooperado de manera efectiva, jugando un papel fundamental para luchar contra la pandemia y sus efectos…”. La desfachatez no tiene límites, llegando a defender que el papel del sector privado (sanitario y sociosanitario) en la crisis ha sido “crucial”. Así es, es cierto que su papel ha sido crucial en la masacre de las residencias: sus plantillas al mínimo y la escasez, cuando no inexistencia, de sanitarios en muchas de ellas. Su falta de escrúpulos y la connivencia de los gobiernos central y autonómicos hicieron la mezcla perfecta para el coctel letal. Situación que 9 meses después de la primera ola, no parece preocupar al gobierno central. No ha tenido (¿?) tiempo de aprobar por la vía de urgencia una ley que permita cambios imprescindibles en el funcionamiento y la comunicación sobre los centros de atención a nuestros mayores. Centros que no olvidemos, son objeto de negocio de órdenes religiosas ancladas en el siglo XIX, cuando no de fondos de capital riesgo.  

Según las hermanitas de la caridad de la CEOE, “sin embargo, esta puesta a disposición de instalaciones, material sanitario, recursos profesionales y de servicios, no ha conllevado ninguna contraprestación, lo que ha provocado un coste extraordinario para estas empresas” (mentir es lo único que hacen gratis….) por lo que exigen   financiación suficiente a través delfondo de reconstrucción y resiliencia que recibirá España”.

Para ello proponen:

-      Mas “colaboración público privada” para garantizar la “sostenibilidad del sistema sanitario”.

-      Plan de choque para aligerar las listas de espera (quirúrgicas, de pruebas diagnósticas, de consultas, tratamientos, etc.); reforzar el importante papel a jugar por las Mutuas y Servicios de Prevención Ajenos y dándoles la posibilidad de realizar pruebas diagnósticas de la sanidad pública, así como el acceso a la historia clínica...para que los pacientes “no dejen de acudir a sus centros médicos, evitando así las consecuencias en la salud que pudieran derivarse de los retrasos o falta de atención sanitaria a tiempo”. Es decir, mientras los centros público-estatales continúan estrangulados económicamente, se generan pavorosas listas de espera con las que se forrarán estos samaritanos.

-      Deducciones fiscales para las empresas.

-      Renovación de nuestro SNS, que debe reorganizarse bajo un enfoque de “Salud Única” (sic), así como “una adecuada dotación presupuestaria para el SNS”, es decir incremento del gasto sanitario que lógicamente no irá a los centros de gestión directa, sino que acabará en sus cuentas de resultados. Es decir, mayor saqueo del sector público.

-      Necesidad de proteger y promover el sector de la industria farmacéutica y de los medicamentos”, como si estuvieran poco protegidos ya. Su “nivel de protección” ha quedado claro en los últimos años con los pelotazos del Tamiflu (gripe A), Sovaldi (hepatitis C), y en estos momentos con el Remdesivir (Covid-19) y el fabuloso negocio de las vacunas que se aproxima.

Solo queda por ver como el “gobierno progresista” justificará este nuevo desvío de dinero hacia estos parásitos. Algo que se producirá con toda seguridad dado el actual marco jurídico, mantenido contra viento y marea por aquellos que pretendían asaltar los cielos. La estrategia parece clara, con la unanimidad de todo el arco parlamentario. Se está llevando hasta el límite al sistema sanitario público y a sus profesionales, provocando que la falta de asistencia a otras patologías (que eran las que ya llenaban las consultas antes del covid) provoque resultados en muchos casos fatales. Al mismo tiempo, sus medios de desinformación nos bombardean continuamente con el único problema que al parecer existe: el Covid-19, generando cada vez mayores niveles de pánico; y sobre todo, nos inundan de anuncios de variadas ofertas de seguros privados que nos prometen la medicina del futuro a módicos precios.

Ahora más que nunca es necesaria la mayor unidad posible para ir articulando alianzas en todo el estado, para derogar las leyes estatales que hacen legal lo que están haciendo tanto gobiernos autonómicos de todos los colores como el gobierno central que lo permite.

Leyes que nos afectan a todxs y que permiten el saqueo y la destrucción del sistema público de salud. La expulsión de la empresa privada y del lucro del SNS, la creación de un sistema de farmacia público y la democratización del SNS son objetivos posibles que solo dependen de la movilización popular, y son la única forma de garantizar una sanidad de calidad, universal y con toda seguridad más barata.

CAS, OCTUBRE 2020

Descargar documento "El sector empresarial sanitario y social frente al frente al Covid-19" de la CEOE aquí