Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

domingo, 11 de mayo de 2014

Gestión pública. FUERA LAS EMPRESAS DE LA SANIDAD

Gran número de estudios1 demuestran que ser atendido en un hospital privado, con ánimo de lucro, aumenta las probabilidades de muerte respecto a ser atendido en un hospital público en:

 - Un 2% en adultos

- Un 8 % en pacientes crónicos

- Un 9,5 % en recién nacidos

Esto es debido, por una parte, a que en los modelos privados hay menor número de trabajadores por cama, y por otra a que se incentiva a los profesionales (fundamentalmente a los médicos) económicamente para que reduzcan el gasto; es decir, el hospital pasa a ser un negocio más y deja de ser un servicio público.

Pero no sólo es peligroso privatizar los servicios “sanitarios” (medicina, enfermería, …), sino que poner en manos privadas los mal llamados “servicios no sanitarios” (limpieza, cocinas, esterilización, ….), también deteriora la calidad de la asistencia. Está demostrado que ceder la limpieza de los centros sanitarios a empresas privadas incrementa las infecciones y provoca un aumento de las muertes, que se podrían haber evitado fácilmente.

Lo dicho tiene que ver con la “lógica empresarial”: el principal objetivo de los hospitales con ánimo de lucro es repartir beneficios entre sus accionistas y, en sanidad, los “beneficios” sólo pueden salir de la reducción del número de profesionales y/o de la peor atención a los pacientes (altas prematuras, deterioro de los cuidados, menos gasto en farmacia o en pruebas…). Si hay beneficios económicos será a costa de la salud de los pacientes.

Desde hace años, con gobiernos de diferentes colores políticos, estamos asistiendo a un proceso de cierre de centros públicos y apertura de hospitales privados.

Con nuestro dinero se paga a los centros privados por realizar las actividades “rentables” (pruebas diagnosticas, operaciones sencillas, …), reduciendo el presupuesto de los centros públicos que se siguen encargando, cada vez con menos medios, de los pacientes y procesos costosos y complejos.

¡¡ Están convirtiendo la salud en un negocio y traspasando nuestro dinero a bancos, aseguradoras, constructoras, ….. !!

Ahora preparan un nuevo modelo de privatización. Se trata de “ceder” la gestión de los centros sanitarios públicos a los propios profesionales, que podrán llegar a constituir microempresas (las llaman Unidades de Gestión Clínica), con los mismos objetivos de negocio que cualquier empresario. Este modelo es igualmente inaceptable.

Que el ahorro se consiga escatimando recursos de la correcta atención a un paciente, es inadmisible, tanto si lo hace una empresa como si lo hace un médico.

Es tiempo de organizarse, si no defendemos nosotros mismos la sanidad, nos la robarán.

 ¡¡ Derogación de la ley 15/97 y todas las normas que permiten la privatización !!

“Cuando el LUCRO entra por la puerta,

la SALUD sale por la ventana”