Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

lunes, 7 de octubre de 2013

Quirón compra Teknon y se convierte en el primer grupo hospitalario privado


Centro médico Teknon

El grupo hospitalario Quirón, propiedad de Doughty Hanson, ha comprado el Centro Médico Teknon de Barcelona, hasta ahora propiedad de Magnum Capital, con el objetivo de consolidarse como primer grupo hospitalario privado de España, tal y como adelantó El Confidencial. El acuerdo se firmó ayer por la noche y Quirón no ha hecho público el precio de la operación, aunque las fuentes consultadas apuntan a esa cifra superara los 230 millones de euros. Sin embargo, la integración no será efectiva hasta que la Comisión Nacional de Competencia apruebe la operación.

La presidenta del grupo Hospitalario Quirón, Pilar Muro, ha destacado el "valor" que aportará a la red de Quirón la excelencia sanitaria de Teknon y el reto de mantenerlo y desarrollarlo con nuevos planes de inversión. El socio fundador de Magnum, Angel Corcóstegui, ha asegurado que es una garantía de calidad y de gestión para Teknon que Quirón sea su nuevo propietario.

Doughty Hanson, con la compra de Teknon, quiere poner la guinda a la creación del mayor grupo hospitalario privado de España. Churtichaga, que este verano vendió la empresa de autobuses Avanza, pretende fusionar esta prestigiosa clínica con Quirón y USP Hospitales, adquisiciones que completó a principios del pasado año en una operación de más de 600 millones de euros.


La fusión de Quirón y USP, adelantada por El Confidencialen marzo, dio lugar a un grupo con más de 20 hospitales que agrupaban 2.200 camas, y un total de 45 clínicas auxiliares. El Centro Médico Teknon añadirá cerca de 300 habitaciones adicionales y una facturación de casi 75 millones de euros. La integración de las tres compañías dará lugar a sinergias muy rápidas, puesto que Quirón dispone ya de dos centros en Barcelona.

Una operación vital

Para Magnum, la venta a Doughty Hanson será la primera desinversiónde su cartera después de que el equipo liderado por Corcóstegui, Enrique de Leyva, expresidente de Mckinsey, y Joao Talone lanzara el mayor fondo de capital riesgo de España en 2006, con 900 millones para invertir. Una operación vital y con importantes plusvalías para intentar el próximo año levantar otro nuevo vehículo, pretensión que se convertiría en misión muy difícil si antes no han demostrado a sus socios que son capaces de rentabilizar su cartera. Es decir, de vender lo que antes han comprado.
Como a muchas entidades de private equity, Magnum Capital Industrial Partners ha sufrido la salida de varios de sus partnersque han vendido en el mercado secundario sus participaciones en el fondo. Así lo han hecho The Royal Bank of Scotland, Société Générale y Bancaja, entidades que han pasado por graves dificultades y que se han visto obligadas por las autoridades comunitarias a desprenderse de sus actividades que se consideran no estratégicas.
Una revolución accionarial muy importante para Corcóstegui, a quien en noviembre se le acaba el plazo que le han dado sus inversores para gastarse los 900 millones comprometidos. En teoría, el fondo tenía hasta 2011, pero debido a la dificultad para conseguir financiación con la que adquirir la compañía, el plazo se extendió hasta finales de 2013. Su última compra fue Iberchem, la empresa murciana de perfumes, por la que pagó 80 millones. Ahora toca vender.