Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

viernes, 13 de diciembre de 2013

Campaña informativa: No a las Unidades de Gestión Clínica

¿Quieres acabar trabajando en la sanidad privada?



    Este gobierno quiere convertir hospitales y ambulatorios en centros de negocio. Los quiere privatizados para las grandes empresas de la sanidad para colocarse luego en sus consejos de administración. Pero las movilizaciones ciudadanas y algunas resoluciones judiciales  están dificultando mucho sus planes privatizadores….



Para resolver esta situación ha puesto en marcha la Ley 10/2013 de Áreas de Gestión Clínica, que ya está en vigor en otras comunidades. ¿En que consiste su estrategia?:


- En fragmentar los centros sanitarios públicos en  microempresas con entidad jurídica propia

- En dar a estas Unidades autonomía para administrar su personal y presupuesto, permitiéndoles apropiarse de los beneficios generados por la venta de sus servicios a otras Unidades o Centros

- Crear un mercado interno dentro del sistema sanitario para dar entrada al sector privado (farmaindustria-multinacionales sanitarias) a cambio de aportar algún dinero.



¿Cómo piensa el gobierno materializar esta estrategia privatizadora?

1.   Aplicando la Ley 10/2013 de creación de Áreas de Gestión Clínica. Al personal de los centros se le aplicará el régimen laboral de las empresas privadas, eliminando el régimen estatutario de la sanidad pública y perdiendo estabilidad y  derechos laborales.

2.   Con la firma de un acuerdo con el denominado Foro de la Profesión (Colegios Médicos y algunos sindicatos corporativos) que, a cambio de algunas prebendas, ha respaldado esta política privatizadora y ha dado su apoyo a la laboralización del personal.



¿Qué consecuencias acarreará la creación de Áreas de Gestión Clínica?


1. Desmantela y privatiza el sistema sanitario, que se fragmentará en múltiples empresas,

2. Somete las decisiones clínicas de los profesionales sanitarios a las políticas empresariales.

3. Elimina los derechos de los trabajadores sanitarios que para integrase en estas Unidades de Gestión deberán renunciar al Estatuto del Personal del Salud

4. Extingue el modelo de Atención Primaria  cuya actividad quedará sometida a  los intereses empresariales de las nuevas unidades,

5. Aumenta el gasto sanitario innecesario dotándose de un aparato burocrático para gestionar los recursos, como empresas autónomas, buscando exclusivamente maximizar los beneficios

6. Deteriora la calidad, seguridad y el acceso a los servicios a la ciudadanía, especialmente  los pacientes aquejados de patologías no rentables económicamente.