Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

viernes, 26 de abril de 2013

Zaragoza. Un hombre intenta quemarse a lo bonzo "por desesperación" en la sede del IASS de Zaragoza

Un hombre intenta quemarse a lo bonzo "por desesperación" en la sede del IASS de Zaragoza.
La Policía Nacional ha reducido a un hombre de 64 años que acababa de rociarse con gasolina en las dependencias del Servicio Provincial de Sanidad. Ha sido trasladado al hospital Miguel Servet, aunque su pronóstico no es "grave".
Un hombre de 64 años ha intentado quemarse a lo bonzo a las 10.45 de este jueves en el Servicio Provincial de Sanidad, situado en la sede del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), en el paseo de María Agustín de Zaragoza. Fuentes del IASS han explicado a Heraldo.es que este hombre se encontraba en una situación "desesperada".

El hombre, G.F.R., de 64 años, ha accedido a la primera planta del edificio y se ha rociado con una botella de gasolina en presencia de algunos trabajadores, manifestando su intención de prenderse fuego y protestando porque no podía pagar su medicación.

Desde el Gobierno de Aragón aseguran que este hombre, "en una situación familiar muy dura", reclamaba que no podía asumir el coste de unas medicinas, aunque, siempre según estas mismas fuentes, se ha tratado de un malentendido, ya que era "beneficiario de una pensión no contributiva, por lo que no entraría dentro del sistema de copago y estos fármacos los tendría gratuitos".

Después de que los trabajadores del Servicio Provincial de Sanidad intentaran dialogar con él y tranquilizarlo, la Policía Nacional ha reducido al hombre.

"Era un señor que estaba destrozado anímicamente, pero le hemos trasladado que esa no era la solución ni la manera de pedir ayuda", han explicado fuentes del Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia.

Finalmente, el hombre ha sido trasladado por los Bomberos en ambulancia al Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde ha sido atendido en Urgencias. Según apuntan fuentes del centro hospitalario, su estado de salud no reviste gravedad.