Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

martes, 1 de abril de 2014

El cierre de plantas vuelve a saturar las Urgencias del Servet

El reciente cierre de media planta del hospital Miguel Servet de Zaragoza, unido a la clausura, hace semanas, del segundo piso, ha devuelto la saturación al servicio de Urgencias. Así lo denunciaron ayer miembros del personal sanitario que desarrollan su labor en este servicio, que volvió a vivir ayer episodios que no se daban desde que la epidemia de gripe provocara el colapso.

Según este personal, esa saturación habría conllevado esperas de hasta 117 horas en algún paciente pendiente de ser ingresado y que ayer aún permanecía en una sala de observación. Se trataría de enfermos que precisan de una habitación con una sola cama ante la necesidad de estar aislados. De hecho, las tres salas de este tipo se encuentran "por encima de su capacidad", según fuentes de los trabajadores del servicio, que aseguraron que, a mediodía, había 24 personas en el recinto de observación 1, otras 25 en el 2 y 19 en el tercero.

Pero no solo las salas de observación estarían llenas. "Ha habido una media de 15 pacientes en los pasillos y 4 en aislamiento --en los boxes--", añadió el personal, que insistió en que el cierre de la media planta ha sido determinante en el incremento de la afluencia a Urgencias. "Curiosamente, mientras han permanecido abiertas las camas de las plantas cerradas --también se clausuró la segunda hace varias semanas--, las Urgencias han estado más o menos bien, pero ha sido llevarse a cabo estas medidas y volver los problemas en forma de saturación", indicó uno de los empleados del Servet, que reiteró la necesidad de disponer de más espacio. "Es verdad que se ha reforzado el personal de enfermería, pero el problema es que los pacientes están hacinados y el personal trabaja muy mal en estas condiciones, por lo que resulta indispensable que se abra esa media planta".

El Salud, por su parte, desmintió que haya pacientes esperando un ingreso durante casi cinco días, aunque admitió "un pico" de afluencia a Urgencias en la mañana de ayer, cerca del mediodía. "Es verdad que ha habido más gente y que las salas de observación han contado con más personas, pero sin gente en los pasillos", aseguraron fuentes de la Administración sanitaria, que, sin embargo, restaron trascendencia a ese aumento de demanda. "Es habitual por estas fechas, especialmente los lunes. Nada especial".


En ese sentido, Sanidad aseguró que los ingresos a planta se habían producido "por orden de prioridad" y descartó atender la petición del personal y volver a abrir las camas cerradas. "Esta planta se destina a atender las necesidades cuando se saturan salas de observación, pero no es el caso porque, en este caso, pueden asumir perfectamente las exigencias de las Urgencias", e insistieron en que "se abrirá cuando sea necesario, como en invierno, cuando se produjo la epidemia de gripe y una avalancha de personas en Urgencias, pero estamos hablando de un pico de afluencia habitual en un gran hospital".

Tampoco admitieron desde el Salud que se estén demorando los ingresos por carencia de habitaciones individuales. "El paciente que requiere aislamiento se ingresa en habitación individual, pero siempre bajo el criterio de la prioridad", insistieron desde el Salud.

En todo caso, la Administración hizo un llamamiento a los pacientes, a los que recordó que disponen de otros servicios de Urgencias. "No solo está el Miguel Servet, sino otros hospitales, centros de salud y los 4 Puntos de Atención Continuada"