Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

martes, 24 de noviembre de 2015

Inglaterra: "Recompensas" para que los médicos de familia no deriven pacientes a los hospitales

Según una investigación, los grupos de subcontratación clínica ofrecen "incentivos" de miles de libras a los médicos de familia para que reduzcan el número de pacientes que derivan a consultas de especialistas, pruebas de escáner u operaciones.

Un estudio realizado al amparo de la libertad de información, señala que se están asignando a los consultorios cuantiosos "incentivos" económicos para que no deriven pacientes a hospitales para consultas con especialistas, pruebas de escáner y operaciones.

El estudio, realizado por la revista Pulse, revela que las primeras citas para detectar el cáncer -que deberían tener lugar dentro de las dos semanas desde que el médico de familia sospecha la presencia de la enfermedad- están incluidas en algunos de los objetivos para reducir el número de pacientes derivados.



Estas recompensas las ofrecen los grupos de subcontratación clínica (CCG), órganos del Servicio Nacional de Salud (NHS) responsables de la planificación y cesión de servicios sanitarios dentro de su ámbito local. Algunos de estos órganos han manifestado que los incentivos no suponen un conflicto de intereses para los médicos.

Las directrices del Consejo general de Médicos (GMC) estipulan que los médicos no han de aceptar ningún "aliciente, dádiva u hospitalidad" que afecte o pueda considerarse que afecta a la manera en que tratan o derivan a sus pacientes.

Por su parte, la expresidenta del Real Colegio de Médicos de familia que en la actualidad ejerce en Lambeth (sur de Londres), la Profesora Clare Gerada,, declaró a Pulse que semejantes planes corren el riesgo de inmiscuirse en la relación entre médico y paciente" y que " una vez que se empieza con incentivos para reducir la actividad, se trastorna la consulta."

Algunos CCG, que han tratado con Pulse el tema en detalle, afirman estar centrándose en recortar las derivaciones "innecesarias". Otros tienen miras mucho más amplias para reducir las derivaciones hacia especialidades de "elevada actividad".

La revista afirma que por lo menos nueve CCG – que abarcan a cientos de miles de pacientes – ofrecían esas recompensas económicas y algunos médicos han señalado que los CCG las utilizan cada vez más para reducir costes.

La Dra. Emma Rowley-Conwy, médico de familia en Lambeth, manifiesta que los objetivos son contrarios a otras iniciativas que animan a los médicos a derivar antes a los pacientes ante la sospecha de cáncer."

Estas revelaciones llegan cuando la Octava Encuesta Nacional sobre la Vida laboral de los médicos de familia, realizada por la Universidad de Manchester, testimonia que la satisfacción profesional de los médicos de atención primaria en general es más baja que en todas las encuestas efectuadas desde 2001.

Los grados más bajos de satisfacción se refieren al número de horas trabajadas y a los niveles salariales. Entre 2012 y 2015, las situaciones de estrés también han aumentado, como señala la encuesta, y el 13% de los médicos de menos de 50 años declara su intención de abandonar la atención directa a pacientes en los próximos cinco años.

En palabras de la Dra. Rosie Loftus, jefe médico adjunto en Macmillan Cancer Support, "es muy preocupante que se pueda someter a presiones a los médicos de familia, contra su opinión clínica y debido a unos objetivos, para que no deriven pacientes que podrían tener cáncer. Esta es otra señal de un NHS agobiado y que no ofrece a los médicos los recursos y el apoyo que necesitan.

Los índices de supervivencia al cáncer en Inglaterra están ya entre los peores de Europa y una razón clave es el acceso inadecuado a pruebas y tratamientos. Si crece el racionamiento en este sentido, los índices de supervivencia y la calidad de vida de los enfermos de cáncer podrían ser aún peores. Esto es algo que la Sanidad nacional no puede permitirse hacer."

Enlace CasMadrid