Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Javier Marión: "El problema en Urgencias es complejo, buscamos una solución innovadora"

--Su nombramiento estuvo presidido por el suspense, ya que se produjo tres meses después del acceso al cargo del consejero. ¿Cómo lo acogió?

--Llevo muchos años trabajando en la gestión clínica y agradecí al consejero que se acordara de mí para un cargo con la responsabilidad de la gerencia del Salud. Y estoy muy contento de estar aquí. Hay gente solvente y vamos a trabajar para que este servicio sea cada vez más equitativo, con estándares de calidad óptimos y sea sostenible, algo que se ha puesto en entredicho en algún momento.

--¿Qué le dijo el consejero cuando le comunicó su nombramiento?

--Que los tiempos eran difíciles, pero que había un empeño en el Gobierno de la comunidad para que los temas relacionados con la salud fueran prioritarios. Me dijo que el proyecto que tenemos por delante es ilusionante y esa fue una de las ideas clave que me transmitió. Eso y que queremos hacerlo bien porque tenemos conocimientos suficientes para sacar esto adelante.

--¿Y qué se ha encontrado?

--Obviamente, venimos de una época complicada, con un déficit presupuestario importante. Es verdad que estos años los profesionales han sufrido una merma importante en condiciones salariales y otros aspectos y también lo es que ha empeorado la planta en cuanto a edificios y recursos tecnológicos. La situación no es fácil aunque mejore la disponibilidad económica porque no permitirá solucionar todos los problemas. Por eso, hay que planificar bien hacia dónde vamos.

--¿Cuáles son sus principales objetivos?

--Creo que tienen que ver con la sostenibilidad. No podemos olvidarnos de ese concepto y hay que llegar a ella a través de la corresponsabilidad de los profesionales y de los propios usuarios. Hay varias claves para ello. Tenemos que mejorar la actividad de los profesionales y estabilizar el empleo y criterios claros para concursos y oposiciones. Todo para que, poco a poco, los sanitarios se sientan más cómodos en sus puestos de trabajo y, a partir de ahí, exigir esa corresponsabilidad en el funcionamiento del sistema. Es importante adecuar los perfiles a las necesidades cambiantes de los pacientes.

¿Cómo cuáles?

--Por ejemplo, respecto a los usuarios que van haciéndose mayores, tienen más de una enfermedad crónica y visitan a varios especialistas con los posibles problemas de adherencia con los tratamientos que toman. Por eso hay que adaptar los perfiles y dar más responsablidad a la Atención Primaria, tanto a médicos como a enfermería y que el médico sea el responsable de esos pacientes a los que conoce de verdad. La enfermera es indispensable en el cuidado de crónicos aunque también puede ayudar en todo esto el servicio de admisión o los farmacéuticos. En general, hay que darles una mayor autonomía y, a cambio, exigirles esa eficiencia social y que tengan más medios para llevarla a cabo. En cuanto a los equipamientos, tenemos que intentar aprovechar los márgenes de actuación que tenemos y plantearnos que vamos a tener que invertir de manera ordenada en ir renovando y mejorando los equipos. Otro objetivo es ser más eficiente en cuanto a compras y contratos de suministros, centralizando parte de ellos y, además, consolidar y mejorar los sistemas de información útiles para profesionales y accesibles a los usuarios.

--El consejero Celaya anunció que el Salud pasaría a quedar relegado a cuestiones logísticas y de recursos humanos porque la asistencia sanitaria pasará a manos del departamento. ¿Así se lo indicó?

--La dirección general de Asistencia Sanitaria asumirá la iniciativa en temas asistenciales. Así se está llevando a cabo y está previsto que próximamente se ponga negro sobre blanco como decreto de estructura de consejería. Pero, al final, esa iniciativa se materializa con los trabajadores y equipos directivos del Salud y, para apoyarla estarán todos sus recursos, como equipos de obra o gestores de recursos humanos o compras. Esa es la idea.

--Esta semana hemos asistido a un nuevo problema de saturación en las Urgencias del Servet. ¿Tiene arreglo este asunto?

--Es un problema complejo. Hay que recordar que, hace algo más de una década, cuando se inauguró el nuevo servicio de Urgencias, el Servet multiplicó por cuatro su espacio. Se han duplicado plantillas, pero el problema reincide. Lo de estos días es coyuntural y ha habido una actividad militar en la zona que ha hecho que no podamos disponer de recursos habitualmente habilitados en el hospital de la Defensa --Militar--, pero es verdad que, a pesar de tener perfectamente estructurado el servicio de Urgencias, con un sistema de triaje que vehiculiza al paciente dependiendo de su prioridad, ocasionalmente va a seguir habiendo problemas que unas veces tienen que ver con la masiva afluencia al servicio y otros como problemas para ordenar a esos pacientes en camas de hospitalización. Recuerdo que los usuarios pueden ir de 8 a 20.00 horas a los centros de salud, donde la mayoría de los casos se resolverán de forma más rápida y certera y, además, hay cuatro que abren sábados por la tarde y domingos. Además de eso, tenemos en marcha un proyecto junto al Departamento de Innovación y los servicios de salud del País Vasco, Canarias y el ministerio y financiado en parte por la comunidad europea, para trabajar el tema de las urgencias desde la perspectiva del sistema de información para vehicular pacientes de un sitio u otro y recibir la mejor asistencia en el menor tiempo posible.

--Suena similar a lo que anunció el anterior Ejecutivo y que ponía en manos del 061 la decisión de destinar a las ambulancias al hospital menos saturado en cada momento.

--De momento, simplemente están puestas encima de la mesa las necesidades y se va a trabajar en un proyecto en el que también está implicado el 061, pero aún no está decidido dónde estará la información. Se buscará una solución innovadora. Picos en Urgencias los va a haber, pero vamos a gestionarlos de la mejor manera posible.

,--¿Cuando se abrirá el servicio nocturno de Urgencias de Sagasta y se pondrá en marcha el plan de atención específica para crónicos? Ambas medidas son reiteradamente demandadas por los profesionales para paliar esta saturación en el Servet.

--Se está analizando cuál es la situación en el PAC (Punto de Atención Continuada) de Sagasta. No hay ninguna decisión tomada. Y con los crónicos es dirección de Asistencia Sanitaria. Hago hincapié en que están cambiando las características de los pacientes, que son cada vez más mayores y con varias enfermedades crónicas y eso hay que gestionarlo. Los centros de salud tienen mucho que decir en ese sentido y no hay que inventar grandes modelos, sino potenciar a ese médico y enfermería.

--La lista de espera no acaba de bajar del todo...

--Esa es parte de la actividad que desarrolla la dirección de Asistencia Sanitaria, pero se han puesto en marcha ya algunos dispositivos como los destinados a cataratas en el hospital Provincial.

--Los sindicatos médicos amenazan con movilizaciones si no hay avances en la carrera profesional. ¿Le preocupa?

--No es momento de dar soluciones sectoriales. Todos trabajadores del Salud lo son del Gobierno de Aragón y, ahora mismo, las reivindicaciones salariales están en manos de Función Pública. Vamos a ver cómo se solucionan las cosas. Lógicamente, tengo que tener en cuenta estas inquietudes, pero durante cuatro años no ha habido movimientos al respecto y ahora se están negociando las mejoras de las condiciones laborales en el ámbito económico.

--¿Se pondrán en marcha las unidades de gestión clínica?

--Sí, a lo largo del año que viene y a iniciativa de Asistencia Sanitaria.


--¿Para cuándo está prevista la primera piedra de los hospitales de Alcañiz y Teruel?

--En los próximos meses esperamos ya redactar un proyecto que cubra la parte que se ha quedado obsoleta respecto a eficiencia energética y protección de incendios en el hospital de Alcañiz. Hay que ajustar el existente a la normativa y eso lo pensamos hacer en los primeros meses del 2016 y esperamos que en el primer semestre pueda salir a concurso la adjudicación de la obra. En Teruel es más complicado. Como consecuencia de los problemas sísmicos que se detectaron, se cambió el proyecto en su totalidad, pero nos hemos dado cuenta de que se ha modificado en la estructura, es decir, en el edificio, que ahora es más compacto y bajo, pero no existe proyecto de instalaciones. Eso quiere decir que no sabemos por dónde tiene que ir el oxígeno o los desagües y eso es algo más grueso que el ajuste de Alcañiz. El proyecto lo sacaremos pronto con la idea de que vaya haciéndose a lo largo del 2016, pero esperamos que pueda sacarse a concurso no mucho más tarde que el de Alcañiz.

--¿Tienen alguna pista de cuánto dinero tendrán el próximo año?

--No. Se nos ha transmitido que la sanidad es prioritaria dentro de los presupuestos del Gobierno de Aragón y entendemos que, al menos, conseguiremos paliar el déficit presupuestario que ha habido en los últimos años. Y estamos hablando de cantidades bastante importantes.

enlace