Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

miércoles, 5 de junio de 2013

El Sindicato de Médicos de Aragón rechaza la jubilación forzosa para amortizar plazas


El Sindicato de Médicos de Aragón se opone a la jubilación forzosa recogida en un plan de ordenación de recursos humanos del Salud ya que, según indican, su único fin es ahorrar y renovar las plantillas. Temen que este plan conllevará consecuencias como la pérdida de la calidad asistencial y el aumento de las listas de espera.

El Sindicato de Médicos de Aragón ha rechazado, una vez más, la jubilación forzosa del personal sanitario de entre 65 y 70 años, tal como lo han expuesto varios representantes de esta agrupación en la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas de este martes. Critican que el denominado plan de ordenación de recursos humanos del Salud es una medida “injusta e innecesaria” y piden su retirada.

Uno de los portavoces, Celso Mostacelo, ha señalado que la aplicación del mismo “provocará una disminución de las plantillas, una pérdida de la calidad asistencial y el aumento de las listas de espera”.

La jubilación forzosa de estos facultativos “supone prescindir de los profesionales más cualificados y capacitados sólo para amortizar plazas”. En ese sentido, Celso ha destacado que “no se pueden mejorar los niveles de la calidad asistencial sin contar con los profesionales que intervienen en el sistema sanitario” y que “velan diariamente y conocen los problemas de la sanidad aragonesa”.



Por su parte, Leandro Catalán, ha lamentado que este plan “sólo atiende a criterios económicos a corto plazo a base de amortizar plazas” y ha dicho que con él “un total de 2.368 sanitarios aragoneses se verán afectados desde ahora hasta el 2017”.

Además, Lorenzo Arracó, ha apostillado que el plan “es un ataque sin precedente a los derechos de estos trabajadores” y supone “un insulto para los facultativos que han dejado su vida en su trabajo”.

Grupos

Por parte de IU, Patricia Luquin, ha apuntado que “la sanidad es de la ciudadanía y no del Gobierno de turno” y ha criticado que con este plan “sólo se quieren cuadrar una serie de cuentas sin que importe como quede la sanidad aragonesa”.

Desde CHA, Nieves Ibeas, ha indicado que “estamos preocupados por el ataque a la sanidad pública que este plan supone” y ha lamentado que “hay unidades donde existe una gran especialización con personas que están a punto de jubilarse y no serán sustituidas”.

El diputado del PAR, Manuel Blasco, ha dicho que “existen profesionales con gran preparación y es muy difícil cubrir esa plaza con la misma efectividad” y ha subrayado que se lleve a cabo el plan pero que “cualquier decisión que se tome no puede dañar a la sanidad pública”.

Del grupo socialista, Eduardo Alonso, ha argumentado que esta medida supone “un recorte de plantillas y que la sanidad privada sea la gran beneficiada” y ha añadido que “la mayoría de estos profesionales se dedican a formar a los nuevos que lleguen” y eso se perderá.

Finalmente, la popular Nuria Loris, ha apostado por la renovación de las plantillas “para evitar el éxodo de nuevos profesionales a otros países” y ha comentado que uno de los objetivos de este plan “es dar un mejor servicio a los ciudadanos”.

Fuente: Aragón Digital