Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

miércoles, 12 de junio de 2013

Las limpiadoras del Salud anuncian concentraciones ante el Pignatelli

Las trabajadoras de limpieza de los centros del Servicio Aragonés de Salud que permanecen en huelga para reivindicar la firma del convenio colectivo van a empezar a concentrarse todas las mañanas frente al Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, y por las tardes en el Edificio Paraninfo. 

Así lo ha explicado en rueda de prensa Ana Cuevas, miembro del comité de huelga por CGT y limpiadora, una de las personas que está en huelga de hambre desde el pasado martes, junto a un miembro de Marea Blanca y otro de la Junta de Personal, a quienes este lunes se une otro miembro más de esta última. Estas personas pasarán las noches en el Hospital Clínico


De esta forma, quieren "sacar a la calle" su protesta y que la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, "dé un paso al frente" y se implique en la resolución del conflicto. Junto a ellos se concentrarán otras personas, en apoyo a una huelga indefinida convocada por los sindicatos CC.OO., UGT, CGT, CSIF y OSTAreclamando la firma del convenio colectivo. 

También se plantean otras acciones de protesta, como la celebración de una manifestación el próximo 23 de junio en Zaragoza a la que se sumarán otros colectivos. 

Ana Cuevas ha apuntado que tras siete días en huelga de hambre está "cansada, pero fuerte", igual que el resto de empleadas del sector, que en un comunicado afirman que mantienen su "inquebrantable voluntad de hacer conjugar nuestros modestos intereses con los de la mayoría de los ciudadanos, los usuarios de la sanidad pública". 

En este sentido, han argumentado que defienden "algo tan legítimo como nuestros puestos de trabajo" y que con su salario "bien administrado" ni siquiera llegan a final de mes. 

Cuevas ha indicado que han creado un sistema de cajas de resistencia que está funcionado gracias a la "reacción solidaria de toda la sociedad" que les va a permitir "resistir" lo necesario en este conflicto

Los trabajadores dicen que no hay voluntad
El secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios de UGT-Aragón, Esteban Lauroba, ha puntualizado que "históricamente" no se ha firmado este convenio hasta que el Salud "no ha dado su bendición", organismo público que "siempre ha estado encima de la firma de este convenio". 

Por eso, ahora, han criticado la actitud neutral del consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, porque entienden que "alienta a las empresas", para reclamar a la presidenta de la Comunidad que envíe un mensaje "alto y claro". 

Alberto Navarro, de OSTA, ha lamentado que el consejero no les haya recibido. "No muestra aprecio, más bien desprecio", ha opinado, a lo que Lauroba ha agregado que estos empleados "han entregado todo lo que podían para firmar un convenio". 

Los sindicalistas han recordado que ya han admitido una disminución salarial del 11%, un aumento de jornada de 100 horas anuales, la reducción del salario el 50% en bajas y la eliminación de días de vacaciones. "Con todo lo que estamos dispuestos a dejar, no entendemos, tras casi un mes de huelga, como no son capaces de firmar", ha dicho el representante de la Federación de Servicios Privados de CC.OO.-Aragón, Mariano Álvarez. 

Puntos de desacuerdo
Uno de los puntos de desacuerdo entre las empresas de limpieza y los trabajadores es la firma de la ultractividad del convenio colectivo, es decir, el plazo de tiempo que transcurre desde que caduca la vigencia de un convenio hasta que se acuerda la periodicidad del siguiente. 

Los trabajadores piden que la periodicidad sea indefinida para no verse en una situación como la actual dentro de unos años. La actual legislación laboral fija en un año. De esta forma, el actual convenio expirará el próximo 7 de julio, pasando a regirse los 1.500 empleados del sector en Aragón por el convenio estatal. 

Respecto a la reunión celebrada el 6 de junio en el SAMA, los convocantes de la huelga han estimado que fue una "operación de maquillaje" para "cubrir el expediente" y hacer ver que "alguien estaba haciendo algo". 

Niegan su responsabilidad en los actos vandálicos 
Las organizaciones sindicales han eludido cualquier responsabilidad de actos vandálicos en los centros sanitarios, para precisar que hasta ahora no han recibido ninguna denuncia en esta materia y asegurar que está siendo una movilización "ejemplar". 

A su entender, quien ha afirmado que estos han ocurrido pretende "proyectar que somos gente incivilizada", cosa que han rechazado, para indicar que ellos sí han presentado denuncias por impedir el incumplimiento del derecho fundamental a la huelga

También han lamentado que en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza la empresa concesionaria haya ordenado limpiar zonas como pasillos y otros espacios en vez de realizar limpiezas generales en zonas "fundamentales", como los quirófanos. 

Fuente: Heraldo de Aragón