Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

miércoles, 5 de junio de 2013

Mesa redonda de partidos políticos por el hospital de Alcañiz


Los grupos de la oposición en las Cortes de Aragón mantuvieron en la tarde de ayer un encuentro en Alcañiz para debatir la propuesta de la DGA sobre el proyecto del nuevo Hospital. La cita transcurrió en el teatro de la localidad. Aunque estaban invitadas todas las fuerzas parlamentarias, sólo se contó con la presencia de IU, PSOE y CHA. El Partido Aragonés había confirmado su asistencia, pero a última hora el portavoz Manuel Blasco comunicó que no podía asistir. Por otro, el PP declinó la invitación al considerar que ya había dado «suficientes» explicaciones en el Consejo de Ciudad celebrado en Alcañiz hace un par de semanas.

No obstante, los grupos de la oposición llegaron con ganas de mostrar su total rechazo al proyecto.El principal punto de fricción fue la fórmula de colaboración público-privada, defendida por el PP, que asegura que la gestión asistencial será totalmente pública. Por su parte, la oposición mostró su temor a que esa fórmula derive en la privatización del centro sanitario, e incluso de más complejos en Aragón.

El PSOE expresó su temor porque Alcañiz sea el «caballo de Troya» de la privatización de la sanidad aragonesa. Eduardo Alonso pidió «igualdad» con el Hospital de Teruel y criticó que todavía no se sepa qué canon a pagar.

Por su parte, Nieves Ibeas, portavoz de Chunta Aragonesista, criticó el oscurantismo con el que, a su juicio, el PP está gestionando el asunto del nuevo Hospital alcañizano. Por eso, señaló que preguntarán al consejero Ricardo Oliván en el próximo pleno de las Cortes «¿cómo justifica usted su falta de transparencia en la información proporcionada sobre el nuevo hospital de Alcañiz?».

Desde Izquierda Unida, Luis Ángel Romero criticó la apertura de áreas tan sensibles como la sanidad a las manos privadas. En ese sentido, para IU la sanidad se ha convertido en un nuevo negocio que explotar toda vez que la construcción ya no genera los beneficios de antaño.