Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

miércoles, 3 de julio de 2013

Los vecinos de la Margen Izquierda anuncian manifestaciones para defender al Grande Covián


Las entidades vecinales de la Margen Izquierda han vuelto a denunciar el traslado de hasta ocho especialidades del centro del Grande Covián, que da servicio a 40.000 personas. Para evitar su cierre, anuncian manifestaciones a partir de septiembre. Los vecinos también exigen la construcción del prometido centro de salud en el Barrio Jesús.

Los vecinos de la Margen Izquierda han vuelto a denunciar “la situación de la sanidad en general y en especial en el Sector 1 y en la pérdida de especialidades y recursos del centro Grande Covián”. Esta vez, le han remitido un una carta al consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón y al gerente del sector 1 del Salud. Ese escrito va respaldado por 12.815 firmas que han recogido las asociaciones del
barrio Jesús, Dos Ríos-Movera, La Jota, Picarral, Tio Jorge – Arrabal, Vadorrey, Virgen del Pueyo de Villamayor, la comisión de Salud de la FABZ, la Plataforma contra la Privatización de la Sanidad Pública y Marea Blanca de Aragón. Desde la DGA aseguran que este tipo de actuaciones "crean alarma social".

En los últimos meses, los vecinos de la Margen Izquierda han sufrido el traslado de hasta ocho servicios de especialidades que ahora se desarrollan en el Hospital Royo Villanova y el Hospital Provincial. En concreto, se trata de dos de oftalmología, otras dos de otorrino, un endocrino, otro trauma, una de rehabilitación y ginecología. En breve se incluirá la neurología.



Sin embargo, no se ha dispuesto un servicio de transporte público hasta dicho centro, por lo que, según han criticado, “estas situaciones están suponiendo un grave problema tanto para las personas mayores como para las familias con hijos pequeños que viven en este distrito”.

“Dicen que van a traer un digestivo, un dermatólogo, un cardio y anestesia”, han apuntado los vecinos. “Si se llevan ocho y traen cuatro, dentro de poco nos quedaremos sin centro”, han lamentado. Sin embargo, desde el Gobierno de Aragón siempre ha defendido su continuidad.
Esta merma de servicios implica que ciertas especialidades, como Rehabilitación, ya sólo se prestan en el hospital Provincial, lo que supone un importante problema para las personas mayores y familias con niños pequeños porque no existe transporte directo desde el distrito hasta el hospital Provincial.

De hecho, en la carta remitida al consejero y avalada con las firmas se solicita que “se vuelvan a instalar en el Centro de Especialidades Grande Covián, una consulta de cada una de las especialidades que se han llevado al hospital Nuestra Señora de Gracia, ya que las instalaciones en las que se están prestando estas consultas y servicios no reúnen las mejores condiciones de atención y que, además, al no disponerse de transporte público hasta dicho centro, estas situaciones están suponiendo un grave problema tanto para las personas mayores como para las familias con hijos pequeños que viven en este distrito”.
El presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús, Raúl Gascón, ha exigido la construcción del prometido centro de Salud en la zona, que cuenta con un solar reservado desde hace más de ocho años.
Por su parte, el presidente de la entidad vecinal de La Jota, Juan Antonio Andrés, ha criticado que el Grande Covián se construyó para dar servicio a 17.000 cartillas, pero actualmente presta atención a más de 40.000. En épocas con picos de enfermedades, ha insistido, “dan cita para más de una semana, lo que hace que se colapsen las urgencias y la situación sea de desbordamiento total”.

El presidente de la asociación de vecinos de Vadorrey, Javier López, quiere conocer el futuro de la planta tercera del Grande Covián, que se encuentra vacía, igual que gran parte de la segunda. Lo que no van a permitir, ha subrayado, “es que se privatice o cierre”.

Por parte de la entidad vecinal de Tío Jorge-Arrabal, su presidente, Jorge Longares, denuncian que se va a perder un médico de cupo en el centro del Arrabal, que atendía de tarde, y también que desde hace un año se ha perdido un médico deslizante, que atendía una vez por semana en la consulta por las tardes.

Desde la Asociación de Vecinos de El Picarral, su portavoz, Jesús Callao, ha querido subrayar que no solicitan el mantenimiento de todos los servicios por comodidad, sino que es “practicidad, economía, tiempo ganado y salud”.

La presidenta de la Junta de Distrito del Rabal, Lola Ranera, ha apuntado que la accesibilidad y la equidad como criterio que iguala a todos los ciudadanos en sus necesidades de salud “está siendo puesta en cuestión mediante decisiones coyunturales, que carecen de una planificación y organización a medio y largo plazo y que priorizan objetivos que nada tienen que ver con el derecho a la salud”.

De hecho, según el informe del Servicio de Estudios del BBVA, Aragón ha sido una de las comunidades que más recursos ha privado a la oferta sanitaria. Sólo en el año 2013 el presupuesto dedicado a la sanidad ha disminuido en casi un 20%, lo que supone que es la segunda Comunidad Autónoma que más ha disminuido su gasto sanitario.