Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

miércoles, 6 de marzo de 2013

Cincomarzada

A pesar de la floja afluencia y de la amenaza de mal tiempo, la voz de la reivindicación popular se volvió a oír ayer en Zaragoza, que celebró una Cincomarzada teñida de rebeldía popular al grito de la defensa de lo público en un escenario nuevo pero con aires de revival: el parque Macanaz, donde nació la fiesta en 1979. Mucho menos populosa que otros años. Lo gris del día y, sobre todo, la ausencia de las peñas condicionaron el descenso en el número de visitantes. De hecho, según la Federación de Barrios de Zaragoza (FABZ), organizadora del evento, alrededor de 20.000 zaragozanos se daban cita en esta zona verde pasada la una del mediodía, aunque la cifra aumentó a los 60.000 visitantes a lo largo de la jornada festiva. Una cifra mucho menor a las 100.000 personas que celebraron a esta festividad popular el pasado año, también según la FABZ.

Interpeñas, en desacuerdo con la ubicación de la fiesta, se desmarcó de la celebración general y apostó por el parque Torreramona, aunque finalmente canceló los actos por la posibilidad de lluvia y cada una de las peñas celebró la Cincomarzada en sus propios locales. Y la ausencia del tirón de los peñistas fue fundamental en la disminución de público.

A pesar de ello, solo el goteo constante de ciudadanos a Macanaz se vivió ya como un éxito entre los organizadores. "Al final el día ha permitido celebrar una Cincomarzada que se preveía complicada. El programa se cumplirá y la afluencia ha sido bastante interesante a tenor de las previsiones", apuntó Félix Moreno, presidente de la FABZ, que llegó al parque al frente de una de las marchas de los barrios que recorrieron la ciudad en bicicleta portando sus reivindicaciones.

ENTREGA

Peticiones que entregaron a la teniente de alcalde de Participación Ciudadana, Lola Ranera, que integró la comitiva oficial del consistorio zaragozano --se pasó también el vicealcalde Fernando Gimeno-- con la notable ausencia del alcalde Juan Alberto Belloch y de los representantes del PP --sí estuvieron, entre otros, los portavoces de Chunta, Juan Martín, y de IU, José Manuel Alonso--

Ranera, que mostró su adhesión al lema de la celebración --"llevamos muchos años luchando en la defensa de lo público", aseguró-- recibió el listado de las reivindicaciones de los barrios. Algunas generalistas, como la renta básica de Torrero o el rechazo a los desahucios de Parque Goya, pero otras directamente competencia del consistorio zaragozano.

Equipamientos para Montecanal, la reforma de Miguel Servet, aceras en la avenida Alcalde Caballero, centro cívico y casa de juventud para el centro, la prolongación de Tenor Fleta para San José, el centro de salud del barrio Jesús o un mejor servicio de bus para La Paz...

UN CRISOL DE PETICIONES

Un crisol de peticiones enmarcadas en el clamor popular de Defendamos lo público, una máxima que se plasmó en un manifiesto que, además de hilo conductor de toda la jornada, sirvió de pegamento a los numerosos colectivos que plantaron mesas informativas a lo largo de la zona verde.

Entre ellos, Stop Desahucios, la marea roja de los parados, el colectivo por un Sáhara Libre, la plataforma de las contratas del Ayuntamiento de Zaragoza y un variado etcétera que se fundió, un año más, con los pasacalles y el mercado heredado de los fastos de Los Sitios. Sin olvidar a los jóvenes que realizaban botellón, los bares al aire libre, la orquesta de jazz que amenizó la jornada y, sobre todo, los curiosos que se acercaron, ya en la hora del vermut, a Macanaz paraguas en mano. "Los chorizos, a la brasa", concluyó un aplaudido manifiesto.