Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

viernes, 1 de marzo de 2013

Grecia, sin varios tipos de medicinas

 Las Farmacias Griegas desabastecidas de 140 medicamentos importantes

También ha influido enormemente en el desabastecimiento la drástica bajada en los precios de los fármacos promovida por el Ministerio de Salud y la decisión de recetar por principio activo y no por marca, según los expertos. Esa medida forma parte del plan de recortes en todos los ministerios exigidos por las instituciones internacionales.

El objetivo era reducir en 1.000 millones de euros su gasto en medicinas en 2012: "Muchas farmacéuticas no importan más sus medicinas porque no están contentas con el precio marcado por el Estado", lamenta Vassiliakis. La consecuencia ha sido el nacimiento de un gran mercado paralelo de fármacos erigido por una legión de intermediarios: varios negocios se han dedicado a comprar medicinas baratas en Grecia y exportarlas a países donde son más caras (casi en toda Europa) a precio reducido, floreciendo un gran mercado paralelo a costa de la población helena y vaciando los estantes de las farmacias.

Hasta un cuarto de las medicinas importadas por Grecia son ahora reexportadas a otros países según la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA), un intercambio avalado según los medios helenos por varios reglamentos comunitarios que protegen el libre movimiento de bienes en la UE: "los mercados no son muy democráticos", lamenta Vassiliakis.
Varias firmas investigadas

En respuesta, el Estado heleno ha elaborado una lista señalando a unas 50 compañías farmacéuticas por detener sus envíos al país o reducirlos drásticamente a causa de esa batalla de precios. Entre ellas se encuentran algunas tan conocidas como Roche o Sanofi. Según el rotativo británico "The Guardian", los casos de 13 de ellas ya han sido enviados al Ministerio de Salud y podrían ser sujetas a multas. Roche ha admitido al rotativo inglés haber retenido ciertos envíos tras acumular el Estado deudas de unos 200 millones de euros con la compañía.

También la Fiscalía abrió hace unas semanas una investigación sobre varias firmas e individuos por haber creado "un juego de mercado" resultante en un desabastecimiento de medicinas. En otoño del pasado año comenzó a prohibirse la exportación de ciertos fármacos claves en situación de desabastecimiento. Sin embargo, algunos negocios han hecho caso omiso de esa orden: el Ministerio de Salud investiga a 10 empresas y 260 farmacéuticos, según "The Guardian", por haberse saltado la limitación.

Desde hace meses, miles de farmacias del país han organizado huelgas en distintos periodos consistentes en no aceptar recetas de los organismos públicos por las deudas de los mismos: "He tenido que sacar 300 euros de mi salario al mes para comprar mi insulina y hasta seis meses después no me lo han reembolsado. Para quien no tiene medios es inaceptable, tienen que recurrir a la caridad para medicarse", lamenta Vassiliakis.

"El sistema de salud pública ha empeorado. No hay suficiente suministro de medicinas en los hospitales", lamenta María Tryfonidi, directora de FLOGA, una asociación que asiste a familias de niños con cáncer mantenida con donaciones privadas.

Mientras el Ministerio de Salud ha celebrado haber reducido en un 18% la factura en recetas desde octubre de 2012 tras apostar por genéricos, la Asociación de Médicos de Atenas ha denunciado esa decisión ante el Consejo de Estado, el tribunal más importante en Grecia. Ajenos a esa guerra, miles de ciudadanos emprenden casa día innumerables búsquedas para encontrar sus pastillas en las farmacias.

Enlace