Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

domingo, 17 de marzo de 2013

Manifiesto 17M Zaragoza

Los todopoderosos amos del mercado y sus esbirros políticos pretenden hacernos comulgar con ruedas de molino. Nos dicen que no hay dinero para mantener la sanidad pública, mientras las empresas a las que les regalan la gestión de hospitales aumentan obscenamente sus beneficios. Nos confunden hablando de eficiencia y sostenibilidad, mientras ocultan que la gestión privada, que plantean como solución mágica, es más cara y produce muertes evitables, nuestras muertes.
En nombre de su nuevo dios “el mercado” pretenden silenciar nuestra protesta, llevarnos al redil del “buen ciudadano” que acata a pies juntillas sus designios, porque ellos son los expertos y lo que hacen, aunque doloroso, lo hacen por nuestro bien. Pero no somos idiotas, lo que hacen es por su ideología basada en la avaricia y el desprecio hacia nuestros sufrimientos.
No nos engañan, sabemos que su objetivo es privatizar todo lo público para convertir nuestra salud en una fuente de beneficios empresariales. La sanidad esta siendo troceada para traspasar las partes rentables a manos privadas y las partes menos suculentas para los empresarios carroñeros se eliminarán o se convertirán en sistemas de indignidad, miseria y beneficencia.

Los que mandan de verdad, las grandes corporaciones financieras, las empresas multinacionales y todos los de esa calaña manejan a sus marionetas políticas para que nos digan que no hay dinero. ¿cómo que no? Sólo en fuga de capitales, fraude fiscal y la reducción de los impuestos de los ricos cada año nos roban más de 350.000 millones de euros. Con ese dinero se podrían financiar, no uno, sino varios sistemas de salud. Eso no se llama crisis, eso es un crimen de los que tienen mucho, contra los que tenemos poco o nada.
Dicen que su prioridad es el pago de la deuda. Una deuda privada convertida en pública por decreto y elevada a exigencia constitucional por el golpe de estado parlamentario del pacto PP-PSOE. Esta es su arma de destrucción masiva para eliminar de un plumazo nuestros derechos y engordar sus negocios.
Para defender la sanidad no podemos centrarnos en denunciar los recortes y olvidarnos de las privatizaciones que se han venido ejecutando desde hace décadas por todos los gobiernos. Aquí, en Aragón, las ambulancias, las historias clínicas, la limpieza, la informática o las citas previas ya estaban privatizadas.
Lo más grave de las privatizaciones no es el robo que suponen, que también, sino que la empresa, cuyo único y verdadero objetivo es el beneficio privado, es absolutamente incompatible con el derecho a la sanidad y con el interés general.
El objetivo del capital y sus gobiernos es acabar con la sanidad universal y de calidad, asegurando beneficios para los empresarios, y que éstos puedan despedir trabajadores, recortar recursos materiales y expulsar a los sectores de la población que no les son rentables.
La estrategia para este gran saqueo planificado es deteriorar, desprestigiar y desmantelar nuestro sistema público de salud. Dirigen a los sectores más pudientes hacia los seguros privados. Privatizan los servicios, procesos y pacientes más rentables, mientras los tratamientos más costosos se mantienen en la pública.
Las consecuencias de la privatización de la sanidad ejecutada por el real decreto-ley 16/2012 y la ley 15/97, aprobada por PP, PSOE, PNV, Coalición Canaria y CIU van a ser criminales. En Aragón, ya las hemos empezado a sufrir:

  • Este año, el gobierno aragonés ha recortado 238 millones de euros.
  • Se ha aplicado el copago en medicamentos, en varias prestaciones y en servicios de ambulancias.
  • Han sido retiradas 15.000 tarjetas sanitarias a personas en situación administrativa irregular, incluidos enfermos crónicos, embarazadas y niños.
  • Se han cerrado plantas hospitalarias, despedido a trabajadores y desmantelado centros de especialidades como el Grande Covián o el de monzón.
  • Se han cerrado las urgencias en más de 22 municipios los sábados por la tarde.
  • Se ha anunciado la gestión privada del hospital de Alcañiz y Teruel.
  • Se ha anunciado el cierre de los laboratorios clínicos de Aragón para abrir un macro-laboratorio privado.
  • Han aumentado las listas de espera y la precarización en centros de salud como el de Valdespartera, donde la escasez de medios provoca más y más retrasos en la atención médica.
  • Ya se habla de la privatización de la salud mental y los servicios no sanitarios, como el de cocinas.
  • El presupuesto dedicado a equipamientos sanitarios en barrio Jesús –azucarera, actur, Inocencio Jiménez, hermanos Ibarra o las fuentes es cero.
  • Se cierran residencias públicas como la de Movera.
¿quieren más razones? ¿se lo decimos más claro? Esto es un crimen y por eso les llamamos criminales y seguiremos haciéndolo. Esto sólo es el principio, cada vez somos más los que luchamos contra sus políticas de miseria y muerte. Hoy 42 asociaciones de vecinos, organizaciones políticas y sociales, sindicatos combativos y colectivos de usuarios y trabajadores de la sanidad, unidos con pueblos y ciudades de todo Aragón hemos echado a andar y hemos dicho ¡basta!. Frente al exterminio que nos imponen los que más tienen, nosotros y nosotras, trabajadores y paradas, enfermos y precarias, empobrecidos todos, damos un ejemplo de unidad y nos declaramos en resistencia.

No vamos a tolerar ni una sola agresión más
Si no queréis que os llamemos asesinos, dejad de matar
Os acusamos de crímenes económicos contra la humanidad
Nuestros derechos son nuestros y no se venden a los buitres
Su deuda es suya y no la pagaremos con nuestra vida
Somos vecinos y vecinas en lucha, y tenemos la razón:
Por una sanidad para todos, entre todos y de todos.