Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

sábado, 9 de marzo de 2013

El Salud pretende la jubilación forzosa de 2.368 personas en cinco años


El plan prevé que en el año 2017 causen baja por edad casi el 12% de los profesionales. Se endurecen los requisitos para seguir hasta los 70 y las necesidades las cubrirán residentes.
El Salud ha diseñado un plan de ordenación de los recursos humanos basado en forzar la jubilación forzosa por edad y reducir la permanencia de personal hasta los 70 años, tal y como está establecido actualmente previa autorización de la Administración. El objetivo es que 2.368 miembros del personal funcionario y estatutario del Salud se jubile forzosamente por edad hasta el 2017. 322 de ellos se retirarían ya este mismo año.

El borrador del plan, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, admite estar determinado por normas estatales como los decretos para garantizar la sostenibilidad y estabilidad presupuestaria y disminuir el gasto público en materia de personal, así como normas autonómicas de adaptación a ambos.

En ese sentido, el Salud argumenta que la aplicación general de la jubilación al cumplimiento de la edad forzosa (65 años) "posibilita la creación de empleo y la renovación de plantillas, permitiendo la entrada en el sistema de profesionales más jóvenes y con perfiles más acordes a las modernas técnicas". Asimismo, expone que la prolongación de la permanencia "aumenta la edad media de la plantilla, lo que repercute negativamente en el sistema, pues se ha constatado que este envejecimiento eleva el coste económico del servicio".



POR GRUPOS Con la intención de racionalizar la estructura de las plantillas a través de una "política de renovación" de estas, los sanitarios técnicos sufrirán la mayor reducción de efectivos en estos cinco años: 635 se jubilarán de aquí al 2017 y 86 lo harán este mismo año. En el personal de Gestión y Servicios (594), sanitarios licenciados (581) y diplomados (558) el recorte se aplicará en menor medida.

En lo que afecta a los especialistas, el plan asegura que "salvo en especialidades con tendencia a disminuir el número de efectivos por motivos estructurales", las necesidades de cobertura a raíz de esas jubilaciones se harán, en general, con personal en formación, es decir, médicos residentes.

En total, la previsión de la Administración es que en el 2017 hayan causado baja por jubilación el 11,84% de los profesionales del Salud. Además, el borrador garantiza que en ningún caso se alcanzará el 20% de jubilaciones sobre el total de efectivos, por lo que la aplicación de la medida "no afectará de modo alguno a las necesidades asistenciales y organizativas de los centros sanitarios y, por consiguiente, a la calidad en la prestación asistencial".

De hecho, el Salud concluye que la posibilidad de incorporación de nuevos profesionales en comparación con las jubilaciones previstas "constata la inexistencia de problemas de organización, funcionales, o de otra índole".
Enlace